Cascada

La mejor época para ir a la cascada son los meses de junio a septiembre cuando llueve mucho en la zona y hay mucha agua cayendo. Durante los últimos meses del año cuando las lluvias son menos abundantes se puede llegar justo bajo la cortina de agua. En ambos casos la caída es alta y el agua golpea con mucha  fuerza; hay que tener mucho cuidado para llega debajo pues las piedras son resbalosas.

Es importante que si planeas mojarte (no se puede nadar, pues no hay laguna y el rio que corre apenas tiene medio metro o menos de profundidad) lleves una muda completa para cambiarte ya que el agua es muy fría y el camino de regreso es largo.

 Durante los meses de calor apenas cae un chorro delgado o incluso solo escurre algo de agua por las paredes de roca.

 De regreso puedes pasar a Coscomatepec a comprar pan que es el producto más tradicional del lugar.

Los comentarios están cerrados.